Ciclos Formativos Forestales

Práctica de campo: Estado actual del aprovechamiento de la madera de castaño en la Sierra Norte de Sevilla. PDF Imprimir E-mail
  
Miércoles, 08 de Enero de 2014 00:00

La dehesa y sus productos: pasto, bellota, ganadería, corcho, leña..., son los principales aprovechamientos de los montes de la Sª Norte de Sevilla, pero posiblemente, el más emblemático por su exclusividad en esta comarca, sea el aprovechamiento de las varas de castaño para la recogida de la aceituna.

Las varas son de una longitud variable, midiendo entre 3 y 4 metros, caracterizadas por su poco peso, en torno a los dos kilos, lo que unido a su dureza y flexibilidad las hacen idóneas para varear los olivos en el momento de la recolección de la aceituna.

Esta comarca es la única conocida en España donde se realiza este aprovechamiento y donde se desarrolla una cultura que permite, tras un laborioso manejo y transformación de la madera en el propio castañar, obtener unas varas de calidad.

A finales del pasado mes de noviembre tuvimos la suerte de conocer, gracias a la amabilidad de Manuel Fuentevilla y los trabajadores de su empresa, las técnicas y el proceso empleado para obtener varas de castaño. Pudimos comprobar que se requiere mucha experiencia para la realización de cada una de las fases y actividades de este aprovechamiento: corta y selección de varas, tostado en campo de las varas, enderezado en el “potro” antes de que la vara se enfríe, eliminación de corteza por medio de la “uña”, eliminación de nudos por medio de la “cimbarra”, “Espatillado” o acabado en punta gruesa mediante cimbarra y realización de haces de 10 varas que posteriormente son vendidas al precio de 60 euros.

Tradicionalmente, la madera de los castañares de la Sª Norte ha sido utilizada para tonelería, vallas, materiales para la construcción, etc., con un turno de aprovechamientos de 15 a 20-30 años según los usos. Debido al auge de la vara de castaño durante las últimas décadas, la mayoría de la superficie de castañar fue transformada para la obtención de este producto reduciéndose el turno de aprovechamiento a unos 5 años. En los últimos años, debido al aumento de la mecanización de la recogida de la aceituna y a la utilización de las varas de fibra de vidrio, se ha reducido drásticamente el consumo de varas de castaño.

En consecuencia, se requiere aplicar un nuevo tipo de selvicultura que mediante turnos más largos, permita producir árboles de mayores dimensiones y que mediante los necesarios tratamientos selvícolas, permita obtener productos de calidad.

 
Copyright © 2017 Ciclos Formativos Forestales. Todos los derechos reservados.